Barritas de cereales caseras

Barritas de cereales caseras

Me decidí a hacer Barritas de cereales caseras por varias razones, una es porque creo que este tipo de alimentos cuanto más casero mejor y segunda y no menos importante, es que mi marido hace Trail y Running, sale varias horas a correr por las montañas y necesita tentempiés. Huye de los geles de glucosa y demás preparados, prefiere saber que se toma, por ello se suele llevar plátanos, frutos secos, incluso algún sándwich de nutella.

Pensamos en hacer barritas ya que podríamos hacerlas con los ingredientes que queramos.

Estas barritas de cereales caseras llevan mucha energía dentro de ellas gracias a la miel, la mantequilla de cacahuete, las almendras, … Lo cierto es que podemos hacerlas como queramos, en vez de orejones se pueden poner pasas, arándanos, chips de chocolate, etc. Al igual que podríamos poner también pipas de calabaza, cacahuetes, pistachos, avellanas o por ejemplo arroz inflado.

Creí que sería más engorroso hacerlas pero al contrario, tarde muy poquito tiempo, los 15 minutos de horno en los que se tostaron los cereales.

Yo entiendo que es más cómodo comprar nuestro paquete de barritas de cereales en el super, pero no es lo mismo, para empezar estas barritas de cereales caseras sabes lo que llevan y que te estas metiendo en el cuerpo, se hacen enseguida y la satisfacción de haberlo hecho tu mismo. Son tres buenas razones.

[button link=”/imprimir/Apetece-barritas_caseras_cereales.pdf” type=”icon” newwindow=”yes”] Imprimir o descargar esta receta[/button]

Barritas de cereales caseras

INGREDIENTES

  • 2 tazas de avena
  • 1 taza de almendra cruda picada
  • 1 taza de orejones picados
  • 120g mantequilla
  • 6 cucharadas de miel
  • 8 cucharadas de azúcar moreno
  • 80g de mantequilla de cacahuete

ELABORACIÓN

Esparcimos en una bandeja de horno la avena, la almendra y la metemos en el horno a 180º unos 15 minutos.

Empezamos a hacer lo que hará de pegamento, fundimos en un cazo la mantequilla, la miel, el azúcar y la mantequilla de cacahuete, cuando empieza a hervir lo dejamos unos 5 minutos a temperatura baja, hasta que parezca caramelo.

Mezclamos los orejones que ya tenemos previamente picados a trozos pequeños con la avena y la almendra. A continuación añadimos la mezcla de mantequilla. Mezclamos.

Vertemos la mezcla en un molde rectangular forrado con papel de horno y lo dejamos lo más liso posible. Lo metemos en el frigo unas 2 horas.

Luego lo cortamos en porciones al gusto. Podemos separar las porciones con papel de horno entre si.

Aguantan unas 2 semanas en una lata.

Notas:

Lo de poner un molde cuadrado es porque será más fácil luego cortar las porciones.

Yo he puesto orejones pero se pueden poner pasas, arándanos, chips de chocolate,…

Si no tenemos mantequilla de cacahuete se puede sustituir por leche condensada, pero yo no lo he probado.

Con estas cantidades de ‘pegamento’ podemos añadir otra taza de frutos secos como por ejemplo pipas de calabaza.

Espero que os guste. Un beso!!

Deja un comentario