Devil’s Food Cake

Si hace unas semanas os presentaba el Angel Food Cake que sabía a gloria, hoy os presento su antagonista el Devil’s Food Cake. Que su nombre no os engañe, esta tarta sabe a gloria, tiene un intenso sabor a chocolate y no es una tarta muy dulzona, tiene el azúcar justo, para mi es gloria bendita.

Hay varias recetas circulando del Devil’s Food Cake, yo la verdad es que he hecho una poco convencional y no me arrepiento, está buenísima. Se caracteriza principalmente por llevar cacao en polvo en vez de chocolate lo que hace que se acentúe aún más el sabor a chocolate. La receta recuerda mucho al bizcocho de la tarta Red Velvet. Yo he usado la receta de Sweetapolita para el bizcocho, que he utilizado ya varias veces. Ella usa un ingrediente un tanto insólito a la hora de hacer dulces, es la mayonesa, si lo habéis leído bien, le da un toque extra de sabor y textura.

Devil's Food Cake

La cobertura es de Nigella Lawson de su libro ‘Kitchen’, bueno mejor dicho está adaptada, la receta de Nigella lleva azúcar moscovado y no tenía en casa y tampoco un sitio cercano para comprarlo así que usé miel de azúcar de caña, melaza vamos y el resultado ha sido espectacular.

El azúcar moscovado es un azúcar moreno que se obtiene de la caña de azúcar, casi no tiene refinamiento por eso mismo tiene más valores nutricionales y se diferencia bastante en sabor, de hecho sabe como a miel de caña, el azúcar que solemos tomar no se parece. Por eso pensé que sería mejor sustituir por miel de caña.

Yo haría en primer lugar la cobertura porque necesita enfriarse. Después del reposo para enfriarse, se me ocurrió el poner la cobertura unos minutos en la Kitchen Aid, el ganache de chocolate coge una textura muy suave y pensé ver que pasaba y bingo! quedó como una mouse con una textura increible, pero he de decir que algo seca. Aún así me ha encantado. Nigella la usa sin ese batido adicional y está de muerte.

 

Descarga la receta

Devil’s Food Cake

Ingredientes para el bizcocho

  • 170g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 2 tazas (400g) de azúcar moreno
  • 2 cuchdtas (10ml) de extracto de vainilla
  • 3 huevos a temp. ambiente
  • 1 3/4 tazas (220g) de harina de todo uso
  • 3/4 taza (65g) de cacao en polvo (yo usé Valor)
  • 1 1/4 cuchdtas (7g) de bicarbonato sódico
  • 1 cuchdta ( 5g) de levadura química
  • 1 cuchdtas (10g) de sal
  • 1 1/2 tazas (375ml) de buttermilk a temp. ambiente
  • 1/4 taza (60ml aprox) de mayonesa

Ingredientes de la cobertura

  • 1/2 taza (125ml) de agua
  • 3 cdas. (30g) miel de caña
  • 3/4 taza (175g) mantequilla sin sal
  • 300g chocolate negro

Preparamos el buttermilk, a veces lo compro en Lidl pero esta vez lo hice casero. A 375ml de leche añadir 1 1/2 cucharada de zumo de limón y esperar 10 minutos.

Comprobar si el bicarbonato aún vale, para ello ponemos en un recipiente una cucharadita de bicarbonato y le ponemos otra de vinagre, si hace burbujas está activo, sino hace burbujas ya no vale.

Para preparar la cobertura ponemos en un cazo el agua y la mantequilla y derretir. Cuando esté líquido apagamos el fuego y añadir el chocolate troceado, remover hasta derretir. Añadimos la miel e incorporamos. Reservamos y dejamos reposar por lo menos 1 hora.

Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo. Engrasar los moldes. Yo tengo 3 de 18cm desmoldables pero se puede hacer en 1 molde de paredes altas y luego cortar las capas. El tiempo de horneado será mayor entonces.

moldes layer cake

Tamizamos la harina, el cacao, el bicarbonato, levadura y sal. Reservamos.

Batir la mantequilla con el azúcar y el extracto de vainilla a velocidad media unos 5 minutos y esperar a que blanquee. Bajamos la velocidad de la batidora y añadimos los huevos batidos uno a uno. Quedará una crema blanquecina muy suave, el volumen ha aumentado.

Nota: si se hace a mano esta crema blanquecina es más difícil de conseguir, yo lo he hecho sin batidora y con una textura no tan blanquecina y queda riquísimo también.

Empezamos a incorporar la mezcla de harina con el buttermilk alternándolos y terminando por la harina. Hacer lo más despacio posible, si es posible a mano.

Añadimos la mayonesa y la mezclamos bien, mejor a mano.

Luego vertemos la masa en los 3 moldes y los metemos en el horno unos 25 minutos. Ir vigilando, pincharemos un cuchillo cuando salga limpio el bizcocho estará.

Los dejamos reposar unos 10 minutos antes de desmoldar. A continuación los desmoldamos y los dejamos reposar en una rejilla del revés hasta que se enfríen.

Yo batí la cobertura en la KitchenAid unos 5 minutos para tener textura de mouse pero no hace falta.

Montamos la tarta empezando por poner una generosa capa de cobertura, cubrimos con otro bizcocho y repetimos con la cobertura. Ponemos el último bizcocho y cubrimos por completo la tarta con la cobertura, si no está batida un toque rústico para decorar quedará genial 🙂

Espero que os guste tanto como a mi.

GuardarGuardar

Deja un comentario