Galletas decoradas para San Valentín

Aún no sé como me ha dado tiempo a hacer estas galletas decoradas para San Valentín. Llevo unas semanas muy liada, pero aún así lo tenía todo planificado. Un día para hacer la masa y el horneado, otro para glasa y decoración, y al menos un día y medio para que se sequen. Pues no, olvidé por completo que tenía que hacer una tarta de chocolate a una amiga y me lo recordó el día de antes, el domingo por la tarde.

Lo había olvidado, pero pensé que no pasaba nada, haría el bizcocho de la tarta cuando los críos se acostaran y por la mañana haría el buttercream y la decoraría. Dicen que en una carrera no debes estrenar zapatillas de deporte, pues eso mismo debería aplicarse al hacer tartas.

Galletas decoradas de San Valentín con glasa real

Había comprado un molde profundo de 15cm y pensé en usarlo, en vez de mis fieles moldes de layer cake. ¿Qué pasó?, pues que el bizcocho me quedó como una cataplasma, era inservible. Menudo cabreo pillé. Creo que nunca me ha pasado algo así. Aún así pensé, no pasa nada, hago otro (aunque estaba muy cansada, era ya tarde) y cuando voy al frigorífico a coger huevos… sorpresa!!! no tengo ni uno!!!!! No paraba de exclamar ¡no me lo puedo creer!. Una vez se me pasó el ‘shock’ pensé que al día siguiente, si después de dejar a los peques en el cole iba deprisa no pasaría nada, iría un poco precipitada pero bueno ya que tenía que dársela antes de las 13:00h.

Al día siguiente compré los dichosos huevos, hice el bizcocho, lo horneé en mis fieles moldes de layer cake y perfecto! Pero voy a rizar el rizo. Quería probar un buttercream con nesquik de fresa y ahora me repito a mi misma ¡las probaturas para otro día! pues se cortó, por mucho que batí y batí estaba con una horrible textura y bueno tampoco es que me encantara el sabor pero lo peor era la textura. Otra vez exclamé ¡no me lo puedo creer!. Llamé a mi marido al trabajo para decirselo jajaja de verdad que no me lo creía.

Menos mal que tenía mantequilla de sobra y lo más importante la tenía toda a temperatura ambiente, entonces hice mi buttercream que no falla, el de chocolate y ya la tarta quedó perfecta, pero la he bautizado como la tarta catastrófica jajajaja. Lo gracioso es que habré hecho esa tarta de chocolate así como que 8 ó 9 veces y nunca, repito nunca me ha pasado nada igual, siempre ha salido perfecta a la primera. Mi amiga me repitió hasta la saciedad que había sido un exitazo, menos mal.

Galletas decoradas de San Valentín con glasa real

Madre mía que rollo os he contado! Al final hice las galletas quitando un día de la ecuación, uniendo el horneado con la decoración que lo hice casi de madrugada pero al final han quedado muy monas, al menos a mi me gusta mucho como han quedado y quién las ha visto al natural ha alucinado 🙂

Galletas decoradas de San Valentín con glasa real

También es la primera vez que he escrito con glasa y manga pastelera y no es tan difícil como creía pero tampoco es fácil, hay que perfeccionarse pero estoy muy contenta. Yo no soy muy fan del día de San Valentín, de hecho mi marido y yo nunca lo celebramos pero unas galletas si que se prestan para la ocasión.

Para quien lo celebre, eso que paséis un romántico y apasionado día de San Valentín 🙂

Un beso enorme.

Galletas decoradas de San Valentín con glasa real

2 comentarios en “Galletas decoradas para San Valentín

  1. Buenas!! Me llamo Sergio y soy del blog Recetas del Señor Señor. De vez en cuando me gusta hacer un paseo por la red y ahora voy a hacer un artículo con recetas de galletas para San Valentín. Me gustaría pedirte permiso para publicar una de tus recetas de galletas en el artículo, enlace y mención a tu blog claro está . Un abrazo y mil gracias!!!

Deja un comentario